Diagnóstico particular / Conurbano Bonaerense

Casos de estudio

 

   


El Conurbano Bonaerense está integrado por 24 partidos (Avellaneda - General San Martín - Hurlingham - Ituzaingó - José C. Paz - Lanús - Lomas de Zamora - Malvinas Argentinas - Morón - Quilmes - San Isidro - San Miguel - Tres de Febrero - Vicente López - Almirante Brown - Berazategui - Esteban Echeverría - Ezeiza - Florencio Varela - La - Matanza - Merlo - Moreno - San Fernando - Tigre) que rodean la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin constituir junto a ésta una unidad administrativa. La extensión del mismo se da en todas las direcciones posibles (norte, oeste y sur; al este se ve imposibilitada por el Río de la Plata), definiéndose zonas con distintas peculiaridades:

 

La Zona Sur del Conurbano (Avellaneda, Quilmes, Berazategui, Florencio Varela , Lanús, Lomas De Zamora, Almirante Brown, Ezeiza,) es el área industrial tradicional del país, donde se instalaron los frigoríficos desde fines del siglo XIX. Se encuentra separada de la Ciudad de Buenos Aires por el Riachuelo.

 

La Zona Oeste del Conurbano (La Matanza, Merlo, Moreno, Morón, San Miguel, Tres de Febrero, Hurlingham, José C. Paz, Malvinas Argentinas), es una zona muy industrial de urbanización reciente, que recibe a gran parte de los migrantes internos (rurales) y fronterizos. El partido de La Matanza, con 1,2 millones de habitantes, resulta de una gran importancia social, política y económica, siendo el partido más grande del Conurbano.

 

La Zona Norte del Conurbano (San Isidro, Tigre, San Fernando, Vicente López, General San Martín), se ha caracterizado por sus barrios y urbanizaciones cerradas para sectores de la clase alta y como importante centro industrial, principalmente de las industrias del automóvil y farmacológicas, si bien también incluye sectores de clase media e incluso de villas de emergencia como es el caso de la CAVA en San Isidro.

 

A mediados de 2008 un cálculo aproximado de su población incluyendo a la ciudad Autónoma de Buenos Aires se estima en 13.100.000 habitantes.

La crisis urbana se desató en Buenos Aires a principios de siglo debido a las malas condiciones de vida de los inmigrantes europeos y la proliferación de cuartos de alquiler en inquilinatos. El Estado se ocupó de lo que constituía la principal forma de acceso a la vivienda para los sectores de bajos ingresos

Ubicada en el radio más próximo a la ciudad-puerto (CABA), el conurbano ofrecía cualidad de extenderse siguiendo una "meseta" de tierras altas entre las cuencas de los ríos Reconquista y Matanza-Riachuelo, motivo suficiente para que en esos asentamientos se establecieran grandes quintas. Análogamente al norte de la cuenca del río Reconquista, entre éste y la cuenca del río Lujan se presenta en lo que a su topografía respecta una elevación (aunque moderada) del terreno, en coincidencia con la cuenca tributaria entre los mencionados ríos.

La Ruta 8 une la zona Norte y Oeste a través del partido de Gral. San Martín, influido por la presencia de los talleres del ferrocarril Gral. Mitre en Migueletes y el San Martín.

La expansión radio concéntrica de la zona urbanizada a partir del sitio fundacional y hoy área central de la metrópolis, se extiende según un arco que va desde la dirección sudeste hasta la dirección noroeste, en el sentido de las agujas del reloj.

La presencia del Río de la Plata y de las zonas anegables del Bajo Delta del Río Paraná, establece límites a la expansión. La expansión se produce de forma tentacular a lo largo de las principales líneas ferroviarias y rutas de penetración, presentándose escasos tramos de éstas que escapan a dicha direccionalidad, en especial, la Avenida General Paz que delimita el distrito federal de los partidos del Gran Buenos Aires.

La expansión radioconcéntrica supera la franja de los principales cursos de agua de la región -los Ríos Reconquista y Matanza y Riachuelo, los que sólo se destacan por la mayor presencia de grandes predios indivisos en sus bordes, así como por sectores anegables en sus márgenes.

Esta zona, poblada muy tempranamente, se destacó en tiempos coloniales por su perfil agrícola. A fines del siglo XIX inició su proceso de crecimiento urbano y demográfico gracias al gran afluente de población inmigrante de origen europeo, principalmente provenientes de España e Italia, y debido a la implementación del ferrocarril, como medio de transporte que conectó este sector con el puerto de Buenos Aires.

El Modelo de Industrialización por Sustitución de Importaciones estimuló el desarrollo industrial del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), fomentando a la vez la expansión urbana de la zona gracias a la cual adquirió el cuerpo principal de su actual morfología. Este proceso expansivo que comenzó a fines del siglo XIX, se detuvo por un tiempo al borde del bañado del río Reconquista, y retomó sus vías de desarrollo en la década del 50.

La industrialización y las migraciones de zonas rurales hacia los conglomerados más urbanizados de mediados del siglo XX terminaron por poblar esta zona.

Las décadas 1970-91, se caracterizan por un proceso de expansión periférica que correspondió en gran medida al afluente de población proveniente del interior del país que, en base a datos del Censo de 1980, fue calificada como población con NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas).

Para este entonces, más de un millón y medio de habitantes que residían en el AMBA tenían NBI.

 

 

Crecimiento urbano, social y demográfico.

Durante el proceso expansivo, en las zonas Oeste y Noroeste se asentó una población de nivel socio-económico medio que necesitó trasladarse diariamente al Área Central.

La intensidad de sus usos urbanos, así como la edificación concentrada en altura disminuye hacia la periferia siguiendo los radios tentaculares; y la vivienda unifamiliar caracteriza a la mayor parte de la población.

La amplitud de la expansión ha conducido a la conformación de un sistema de centros secundarios y terciarios que compiten con el área central principal, ofreciendo menor diversidad de servicios pero mayor proximidad desde sus respectivos entornos. Se destacan por su envergadura, ya dentro del territorio bonaerense y del primer anillo concéntrico, San Isidro al noreste, Morón al oeste, Lomas de Zamora al sur y Quilmes al sudeste, y dentro del segundo anillo concéntrico que muestra una rápida urbanización de los municipios que la integran, Pilar y San Miguel al Noroeste, Lujan y Gral. Rodríguez al oeste y Florencio Varela al sur. Dentro de la zona abarcada se observa la presencia de grandes predios indivisos destinados a usos específicos: el Aeropuerto de Ezeiza, instalaciones militares (Campo de Mayo, El Palomar, Brigada de Morón), los predios del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, así como espacios verdes y deportivos (el Hipódromo de San Isidro, los Bosques de Ezeiza y el Parque Pereyra Iraola). Este último Parque permite mantener la discontinuidad entre el AMBA y el área de La Plata - Ensenada - Berisso, ubicada a unos 60 Km. del centro metropolitano y sede del gobierno provincial.

En ese proceso de pasaje de la ruralidad a la completa urbanización surgió una nueva organización del espacio, donde se fueron mezclando las zonas residenciales, los barrios obreros, las áreas industriales, los centros comerciales y de transbordo de pasajeros y las villas de emergencia, en un crecimiento descontrolado y desigual.

Cabe destacar que hablar de Conurbano Bonaerense implica resaltar la continuidad del tejido urbano más allá de la ciudad de Buenos Aires.

Pero no significa negar en los partidos que lo componen la existencia de rasgos identitarios y de una historia propia, que en la mayor parte de los casos es casi tan antigua como la de la capital. Ese crecimiento urbano, social y demográfico acompañado de la pérdida de las tradiciones y la memoria comunitaria y de la construcción de una nueva identidad e historia propia asociada a los grandes conglomerados urbanos, dio origen a determinadas problemáticas socio-ambientales :

El 30 % de las Viviendas en Argentina son deficitarios, es decir que incluyen la categoría de:

“Casa Tipo B”. De la totalidad de las viviendas en estado deficitario, la Provincia de Buenos Aires compone un 33 % del problema de la vivienda de la argentina. Este dato nos indica que existen 1.000.000 de hogares en estado deficitario sólo en Buenos Aires, de las cuales el 70% se encuentra en el Área Metropolitana de Buenos Aires. Dichas problemáticas han colaborado al deterioro de los espacios comunes y de importantes referentes del patrimonio urbano y arquitectónico.

 

Joomla!